Mirada


La ermita templaria de Nuestra Señora del Pinar, situada a dos kilómetros del pueblo, es de origen románico, en el cual se instalaron los monjes templarios y construyeron un humilde monasterio al abrigo de un santuario a la virgen, y cerca una aldea, asegura la leyenda. Pero en 1311 fue suprimida oficialmente esta orden del manto blanco y la cruz roja y dejaron en soledad la ermita. La imagen de la Virgen y la ermita quedaron a manos de los habitantes de Cantalejo que fueron modificando ambas cosas. El santuario salvó su ábside románico con tres aspilleras y la portada interior. Hoy acoge la romería de la Virgen del Pinar, el primer lunes de Pentecostés, fiesta de fuerte raigambre religioso entre los vecinos. Además se celebra la onomástica de San Andrés. Son las dos fiestas locales, si bien la fiesta grande o patronal se celebra a mediados de agosto. En ella se celebran los tradicionales encierros, corridas y novilladas, y con gran protagonismo de los quintos.






8 Amigos dejaron su comentario.

  1. Unknown dijo:
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  2. Me gusta mucho la primera, tiene una luz fantástica así como las nubes.
    Saludos

  3. Unknown, ha dejado un comentario que he podido leer en mí correo, no se porque lo has borrado, de todas maneras te lo agradezco y me alegra que te guste la primera como a Javier. Muchas gracias a los dos.

  4. Uge dijo:

    Pues yo también me apunto a la primera, me encanta como se refleja en todo la luz del sol, sobre todo en el árbol del centro.
    Saludos.

  5. Me gustan mucho tus fotos Santiago. Éstas, las de San Frutos, las de Turégano, todas las que haces de Segovia y que conozco a fondo todos esos paisajes.
    La ermita prácticamente se rehizo en los años 50, y perdió un poco su tipología.
    ¿Me puedes dar una opinión de la "luz de Segovia"?.
    ¿Estudias mucho cuándo sacar esas fotos?.

  6. Hola Pedro:
    No sabría que decirte respecto a la luz de Segovia, quizás sea una luz demasiado dura, como nuestros paisajes. Me he criado con ella y forma parte de mí; hay personas que cuando escuchan una canción les recuerda un momento, una situación y a mí me ocurre con la luz. No he sido conciente hasta que he empezado a utilizarla para intentar plasmar lo que veía y fue entonces cuando me di cuenta que los recuerdos de paisajes y vivencias, se correspondían con situaciones similares de luz.
    Me gusta conocer el lugar y comprobar las posibilidades compositivas, para que cuando haya unas condiciones de luz óptimas, pueda plasmar lo que tengo en mente.
    Hay veces, que algunas de mis fotos se han pasado años en mi cabeza antes de poder hacerlas, normalmente por falta de tiempo; es difícil que coincidan tantos factores en un mismo momento y otras veces, simplemente surgen.
    Un saludo y me alegro que te gusten.

  7. Esca dijo:

    Permitirme una opinión sobre el tema.
    La luz de Segovia es su alma, inquieta en muchas ocasiones,tan azul a veces como los ojos de la princesa de nuestro sueños,misteriosa,en otras,como el interior de cada uno de nosotros,las menos veces,oscura,pero eso es lo que ve nuestro corazón triste,ella siempre es alegre y siempre bella

    Un saludo Esca

  8. Muy buena observación y sentimiento respecto a la luz Fernando. Me encanta mi tierra, pero no es dueña de la luz. Desearía viajar más y encontrar diferentes luces, pero me temo que los sentimientos y la luz siempre estarán interrelacionados y la interpretación que hagamos cada uno, no sobrepasará nuestra mera interpretación.
    Si digo que es una luz dura, me refiero a la hora de fotografiar.
    Un saludo

Con tus comentarios aprendemos todos, no te cortes, dime lo que opinas de mis fotos.