Mirada


 ¡ Qué lástima que el Pito Real sea tan espantadizo!. En cuanto se siente observado, se apresura a dar vueltas alrededor del tronco para no permanecer a la vista; y su silueta nerviosa, prolongada por un pico en forma de puñal, se pierde entre los árboles del parque o del soto. Sujeto a los árboles, trepa a pequeños trechos haciendo crujir la corteza rugosa bajo sus uñas. Se detiene con frecuencia para pasar su larga lengua protráctil entre las fisuras, capturando hormigas xilófagasDícese de los insectos que roen la madera. . Pero sobre todo se alimenta de insectos que encuentra en tierra y en los prados. En las costas marinas se les ve incluso en invierno explorar las algas en busca de pequeños crustáceos.

En primavera los Pitos Reales se advierten de lejos por su sonoro «relincho», más melodioso que su bien conocido grito. El canto de la subespecie ibérica, que tiene las mejillas grises, es más silbado y musical que el de las aves del resto de Europa.

Desde marzo, cl macho comienza a excavar un espacioso agujero en un viejo árbol. Los machos, para defender su de los rivales, los desafían moviendo la cabeza de un lado a otro y abriendo las alas y cola.

Identificación: El más brillante coloreado de los picos españoles; píleoParte superior de la cabeza (Capirote). carmesí; partes superiores verde mate; partes inferiores verde grisáceo claro; obispilloRabadilla de las aves. amarillo; lista bajo el ojo roja en el macho, negra en la hembra.

Nidificación: Ambos sexos barrenan un agujero en árbol; las astillas desechadas se esparcen por el suelo; puesta, de marzo a mayo, de 5 a 7 huevos blancos; incubación, alrededor de 19 días, por ambos sexos; los pollos, alimentados por ambos padres, vuelan tras 18 a 21 días.

Alimentación: Larvas de insectos xilófagosDícese de los insectos que roen la madera. , polillas y otros insectos, principalmente hormigas, lombrices, moluscos; algunas semillas, bayas y frutos.

Hábitats: Sotos.

Texto recogido de la web PAJARICOS.ES









2 Amigos dejaron su comentario.

  1. Uge dijo:

    Muy buena serie, Santi. No sabía que fueran tan asustadizos como dices, hace unos días estaba parado en un semáforo y vi uno en un jardín a unos 3 m., la gente pasaba y no se asustaba, pero esto es Madrid y aquí se habrán acostumbrado a la gente.
    Saludos.

  2. Buenas tomas Santi, me gusta la luz de la primera y la tercera, el punto de vista a ras del suelo y las poses fuera de la típica pose del pájaro.
    Menuda colección de "pajarracos" que tienes.

Con tus comentarios aprendemos todos, no te cortes, dime lo que opinas de mis fotos.